A TODO@S L@S HORTELAN@S DEL PLANETA TIERRA

¿Cómo concienciar de la importancia de AHORRAR AGUA en el sector de la AGRICULTURA?

De esa inquietud, nace hoy este artículo que dedico a tod@s l@s hortelan@s de nuestro planeta.

Imagino que sabéis que estamos en situación de crisis climática (declarada por el Gobierno de España el 21 de enero de 2020). Esto evidencia la urgencia de que tod@s debemos contribuir a revertir esta situación y trabajar juntos a favor de un desarrollo sostenible. ¿Y esto qué significa? En pocas palabras, que tod@s tenemos el deber moral como habitantes del planeta Tierra de cambiar nuestros hábitos de consumo.

Y ahora supongo que tu pregunta será: ¿Y por qué? Yo lo resumiría en dos motivos: el principal, porque la supervivencia del ser humano en este Planeta está en jaque (y, de momento, no disponemos de otro) y, el secundario, porque la actividad del ser humano es la responsable de esta dramática situación. ¿De qué situación te hablo? De que la degradación de la tierra y del medio marino, la deforestación, la pérdida de fertilidad del suelo y el uso insostenible del agua están disminuyendo la capacidad de regeneración de los recursos naturales del Planeta (esto no lo digo yo, lo dicen los grandes expertos en la materia).

Quizás esto te parezca algo lejano y que no va contigo, pero si te digo que las previsiones de la ONU para 2050 estiman que 570 ciudades alrededor de todo el mundo verán disminuida su disponibilidad de agua dulce en, al menos, un 10% (algunas pueden llegar al 40% como Melbourne o al 50% como Santiago de Chile). Las proyecciones del cambio climático sugieren sequías más frecuentes y severas en casi todas las regiones del planeta. Según este organismo, la sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia (en este link puedes profundizar en el tema).

Esta crisis climática es un fenómeno que no solo se manifiesta a través del incremento de las temperaturas, sino que impacta en todos los pilares que sustentan al mundo. El sector agrario presenta una mayor vulnerabilidad ante el cambio climático, en particular en España, que es uno de los países más perjudicados por esta grave situación. Tal es así que mientras el resto del mundo ha incrementado su temperatura con respecto a los niveles preindustriales en 1,2 grados Celsius, nuestro país lo ha hecho en 1,7°C.

Además, conviene destacar que la agricultura es el sector que más agua consume en el mundo cada año, con el 70% del total de los recursos hídricos existentes. Esto hace que el agua, un bien escaso, aunque indispensable para la vida, deba ser aprovechada de manera muy cautelosa en aquellos sectores donde la producción depende de su uso, como es el caso de la agricultura.

Se estima que en el año 2050 habrá un aumento generalizado de las temperaturas. El aumento de la temperatura generará un incremento de la demanda hídrica. Las precipitaciones descenderán un 10% y la humedad del suelo un 30%, y por tanto la disponibilidad de agua se verá alterada. Habrá más incendios forestales y aumentará la desertificación, además del incremento de plagas y enfermedades. Todos estos factores provocarán un déficit hídrico en los cultivos, mermas en la producción y pérdida de cosechas, generando fluctuaciones en los rendimientos de los cultivos y en la oferta local de alimentos (puedes consultar aquí una de las fuentes de los datos recogidos en este artículo).

El propósito de este artículo es sensibilizar a todas las personas que tienen un huerto o bien que consumen productos procedentes del huerto, en la importancia de cambiar el modelo de producción agrícola tradicional hacia otro que contribuya al desarrollo sostenible, como es la agricultura regenerativa y la permacultura. Para entender la importancia del cambio y que el suelo es un organismo vivo que está siendo gravemente perjudicado por la agricultura convencional, te dejo el siguiente vídeo.

La permacultura nos acerca a una forma (o sistema) de vida, de alimentación y de consumo sostenible, capaz de mejorar la vida del ser humano y su integración en el ecosistema. Debemos recuperar el respeto por la naturaleza si queremos de verdad reducir el impacto ambiental. Para ello, la permacultura trabaja desde la observación y la comprensión del orden natural de los ecosistemas con el fin de poder extrapolarlo a los sistemas agrícolas y así producir alimento con un bajo impacto para el medioambiente.

La agricultura regenerativa aplica criterios de sostenibilidad para avanzar hacia un modelo de aprovechamiento agrícola respetuoso y en armonía con la naturaleza, sin agotar los valiosos recursos naturales de los que depende, como el suelo y el agua.

Para concluir este artículo, os dejo un vídeo de EL JARDÍN DE GAIA, una finca formativa en agricultura regenerativa cuyo propósito es sensibilizar en la importancia de aplicar criterios de sostenibilidad en las prácticas agrícolas. Es un espacio único para comprender el vínculo entre medioambiente, alimentación y salud. Un lugar mágico para conectar con la Naturaleza y con la Vida, para despertar sensibilidades y conciencias dormidas. Os recomiendo que lo visitéis.

Sonia Gómez

Guadarrama, 25/07/2021